Contribuir en innovación, adaptación y evolución con el desarrollo integral de niños y niñas menores de cinco años en comunidades vulnerables, a través de procesos de desarrollo y aprendizaje significativo, interacciones positivas y relaciones con familias y comunidad, favoreciendo la construcción de ambientes educativos adecuados y protectores.